Tiramisú cremoso de arándanos

Cómo preparar un tiramisú cremoso de arándanos casero

Los arándanos son frutos que todos conocemos, saludables y deliciosos, con muchos beneficios para la salud. Bien conocida es su capacidad antioxidante, de hecho, es la fruta común que mayor poder antioxidante posee. Además, ayudan a prevenir el envejecimiento, el cáncer y enfermedades del sistema cardiovascular. Contribuyen a controlar la diabetes, la presión arterial y el colesterol, sin olvidarnos de que son excelentes para combatir enfermedades del tracto urinario.

Lo que quizás no sabes es que es un fruto muy fácil para cultivar en casa, sobre todo si con My Pot. Si comienzas desde cero con semillas puede que tarde bastante en dar frutos, pero siempre puedes optar por un arbusto con unos añitos para que todo sea mucho más rápido.

Usos de arándanos plantados en My Pot

Además queremos darte unas ideas para darle uso a los arándanos, por lo que estamos casi seguros de que optarás por la opción más rápida de tu propia cosecha.

Nos pierde el dulce, y esta fruta es un gran aliado, por lo que vamos a contarte cómo preparar un tiramisú cremoso de arándanos, receta fácil y deliciosa donde las haya. La combinación de chocolate y arándanos resulta particularmente especial, una delicia perfecta para compartir.

Pero empecemos por el principio, vas a necesitar:

  • 2 huevos, separadas las yemas de las claras.
  • 500g de queso crema.
  • 120g de vainillas partidas a la mitad.
  • 75g de azúcar.
  • 3 cucharadas de leche descremada.
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
  • 5 cucharadas de licor de café.
  • 4 cucharadas de café (solo frío).
  • 75g de chocolate negro rallado.
  • 125g de arándanos.

Para prepararlo solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Bate las yemas y el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa.
  2. Bate las claras casi a punto de nieve.
  3. Bate aparte el queso, la leche y la vainilla y mezcla con movimientos envolventes en las yemas.
  4. Agrega las claras a punto de nieve y envuelve con suavidad.
  5. Cuando esté, mezcla el licor y el café en una fuente y remoja las vainillas durante 20 segundos.
  6. Coloca una capa de vainillas en la base del postre, añade un poco de chocolate rallado e incorpora unos arándanos.
  7. Vuelca un poco de la mezcla de queso, pon otra capa de vainillas y, de nuevo, añade chocolate y arándanos para cubrir la última capa de queso.
  8. Para terminar, cubre todo con el chocolate rallado y déjalo en el frigorífico al menos media hora, pasado este tiempo estará listo para servir.

Existen muchas recetas dulces que puedes realizar con este potente antioxidante. Hemos elegido esta porque nos parece bastante original y esperamos que te resulta tan deliciosa como a nosotros.

Escrito en Recetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.